Que se siente al ser el problema?

Que se siente al ser el problema?

 

¿Qué se siente al ser el problema?

No es una pregunta que normalmente esté en cabeza de muchxs.

Pero para otrxs es una cuestión que, inconscientemente, aparece sobretodo

en momentos de estrés y agitación social.

 Pretenden hacerte culpable de todos los males que asolan esta sociedad,

 deshumanizada.

Nunca eres la protagonista, pero, de repente, eres demasiado visible. Sin intentarlo,

los focos apuntan y empieza la argucia en la que siempre serás visible:

la legítima mirada que cuestiona tu diferencia y te expulsa de las entrañas de la existencia.

 

Resistencias negrxs sometidxs a la razón del hombre blanco;

cuerpos negrxs en pateras que invaden; encerradxs y maltratadxs en los CIEs, como salvajes;

criminalizadxs por intentar salvar la vida, naufragando por un papel mojado que se pierde en el océano; privilegios

 menores “sin nombre” apaleadxs y ABANDONADXS en las calles; mujeres sobreexplotadas en cuatro paredes y violadas por una fresa del sur.

¡No levantes la voz, el amo puede enfadarse! Y sabemos qué pasa cuando eso sucede.

 

No soy.

No existo.

no pertenezco. Y, al no pertenecer, no importo.

Seres sin voz para protestar en la audiencia del juez Occidente…

 

 A veces estos hechos te son lejanos físicamente, crees que nada los vincula a ti pero, mentalmente, sabes que esa violencia está sometiendo tu propio ser, tu valor como PERSONA.

 

Duras son las imágenes que exponen la justicia blanca sobre los cuerpos negros,

arrastrados por las escaleras de una estación de tren cualquiera,

como si de una bolsa de basura se tratara.

 

Blanco es el color de la normalidad y la honestidad, mientras

que Negro es el color de la culpabilidad y la sumisión.

 

¿Qué sentir cuando tu verdad no es tan buena como su verdad?

¿Qué sentir cuando solamente se puede resaltar tu maldad?

¿Qué sentir cuando tu propia piel, negra, te extranjeriza allá donde vayas, y extranjero es sinónimo de falso, desechable, preservado para salvaguardar la vida occidental-blanca?

¿Qué se siente cuando sólo eres válida para fabricar hijxs sanos que Europa tomará como trofeo?,

¿Qué se siente cuando nadie camina a tu lado en la sociedad?

¿Qué se siente cuando provocas miradas de incredulidad al intentar validar tu voz, tu representación?

¿Qué se siente cuando sólo puedes ocupar el 2º o 3º lugar?,

¿Qué se siente cuando te miras en el espejo y no consigues ver tu bondad?

 

Eres el problema, y lo sabes.

 

Te regodeas en tu sabiduría y anhelas tu fuerza, tu verdad y lo que ello infunde en la mentalidad de los que son verdaderos;

 no callas para aliviar la culpa de los que intentan maquillar “la historia”;

cantas más alto para que tus hermanas se unan a coro y ese grito llegue a estremecer los cimientos del sistema…

Y es ahí cuando te convierten en el problema.

 

 

Sonia Mendes da Silva

Gallego- caboverdiana nacida en Burela (Lugo), hace 30 años. Socióloga y especializada en Migraciones Internacionales y Mediación Intercultural a través de Máster en la UDC (A Coruña). Miembro de Afrogalegas e interesada desde muy joven en todas aquellas cuestiones vinculadas a temáticas raciales y migratorias. Su trabajo de fin de Grado y Máster se centraron en la comunidad caboverdiana afincada en Burela y sus procesos de movilidad social en todos estos años de residencia en la comarca gallega.

 

Edición e traducción: Sabrina Soledad Bequir Suárez



Denuncia
close slider








He leído y acepto la Política de privacidad y LOPD


captcha








HombreMujerColectivo


RegularIrregularNacionalNo consta


Menor de edadMayor de edad






Relato de los hechos/Consulta
Cuanto más detallada sea la relación de hechos, mejor. No olvide añadir frases textuales, si corresponde, indumentaria, descripción del agente discriminador, etc...









He leído y acepto la Política de privacidad y LOPD


captcha